Síguenos en:
Facebook
Twitter

Salud más vida

¿Qué es la terapia infrarroja?
05 SEP

¿Qué es la terapia infrarroja?

Categorías: Terapias

Se ha demostrado que la luz del sol tiene efectos directos sobre el organismo, generando reacciones fisiológicas a través de las ondas electromagnéticas que irradia. Este es el principio en el que se basa la llamada terapia infrarroja, la que aprovecha la energía electromagnética de ampolletas especiales para tratar diversas dolencias y síntomas clínicos.

¿Cómo trabaja la terapia infrarroja en el cuerpo? La luz a la que se ve sometido el paciente, la que se traduce en radiación infrarroja (IR por sus siglas en inglés), se encuentra en un espectro de longitud de onda entre 750 y 15.000 nanometros caracterizada por movimientos oscilatorios tal como una vibración. Este tipo de ondas electromagnéticas traspasan energía en forma de calor seco sin necesidad de tocar físicamente al paciente, el que absorbe la radiación infrarroja a través de los tejidos superficiales.

Los beneficios de la terapia infrarroja en el cuerpo van desde efectos desinflamatorios, anticontracturantes, antiespasmódicos hasta la relajación muscular y el aumento del metabolismo en el paciente. A nivel químico se han estudiado reacciones sobre la permeabilidad de las membranas y aumento en el crecimiento celular y tisular. Todo esto se traduce en un alivio del dolor, dilatación de los vasos sanguíneos y una sensación de relajación generalizada.

Entre las afecciones recomendadas para utilizar la terapia infrarroja se encuentran los síntomas de la artritis, edemas, hipertensión, traumas y heridas. En éstas últimas se ha demostrado que la radiación infrarroja acelera los procesos de cicatrización.

La principal ventaja de este tipo de terapia es su bajo costo y fácil utilización. Basta contar con una lámpara de pedestal o similar equipada con una ampolleta preparada para emisiones infrarrojas, las que se distinguen por su característico color rojo. La idea es que el paciente se recueste en una posición cómoda con la zona a exponer libre de cremas, ropa y objetos metálicos. La lampara debe colocarse en forma perpendicular a la zona a tratar, a una distancia de 60 cm de la piel. La exposición es variable y puede ser de 15 a 30 minutos, con la precaución de vigilar constantemente la zona tratada en caso de presentar enrojecimiento o cualquier otra molestia.

Ortopedias Más Vida cuenta en su catálogo con ampolletas infrarrojas especialmente diseñadas para este tipo de terapia. Te invitamos a revisar más sobre este producto  aquí.

Fuente de la imagen: wikeGEEK