Conoce todo sobre las camas clínicas

23 Julio 2020

Tener una cama clínica en el hogar es aumentar la comodidad tanto del paciente como de la personas a cargo de su cuidado. Pero comprar una de estas, no es una decisión rápida, puesto que es necesario evaluar el espacio de la casa y también el precio.


Conoce todo sobre las camas clínicas

Por esto último, muchas empresas han decidido poner un servicio de arriendo para así disminuir los costos para los pacientes. Sea cual sea la opción que elijas, en el siguiente blog de ayudaremos a conocer todo lo que necesitas sobre las camas clínicas.

¿Cúando es recomendable comprar o arrendar?

Existen tres razones principales por las que las personas deciden invertir en una cama clínica para su hogar. La primera es familiar, puesto que quieren darle mayor comodidad al paciente.

En segundo lugar está el requerimiento de la persona enccargada del cuidado del paciente. Esto ya que las camas clínicas disminuyen el esfuerzo que debe hacer el cuidador para mover a la persona. Además, muchas de estas camas cuentan con un sistema de levantamiento automático, lo que facilita aún más las cosas.

La última razón es una petición del médico. Esto generalmente sucede cuando el paciente necesita estar en reposo absoluto y su movimiento es un peligro para su recuperación.

Consideraciones para comprar o arrendar

Los pacientes y sobretodo los adultos mayores tienen altos riesgos de sufrir caídas. Según la OMS las caídas son la segunda causa de muerte por lesiones accidentales en mayores de 65 años. Las camas clínicas están adaptadas para evitar la caída de los usuarios.

Las camas clínicas también traen accesorios para poder colocar aparatos oxigenación, por lo que también son ideales para aquellos pacientes que tienen problemas respiratorios.

Los pacientes con algún tipo de pérdida cognitiva requieren una mayor facilidad para realizar las tareas del día a día, por lo que estas camas son ideales para ellos.

¿Cúal es la diferencia de una cama manual y una automática?

La principal diferencia que existe entre estos dos modelos es que la primera trae una manivela con la cúal el o la cuidadora debe regular de forma manual la elevación de las posiciones de la cama. En cambio, el automático trae un control con el que es posible ajustar las diferentes posiciones.

¿Cúal es la diferencia entre el de dos y tres posiciones?

En la cama clínica de dos posiciones es posible regular la parte del respaldo hasta los 80° y la zona de las piernas hasta los 45°. Pero la altura de la cama queda siempre fija. Por su lado, la de tres posiciones además de cambiar la posición del respaldo y las piernas, puede variar su altura, por lo que tiene una funcionalidad más completa.

Las camas clínicas son una buena opción para la comodidad y seguridad de los pacientes, pero también para los cuidadores, por lo que es una buena opción para tener en casa. Recuerda que Más salud es Más Vida

Categoría: Noticias

Comentarios

Los campos indicados con (*) son obligatorios.
Contáctanos