Recomendaciones nutricionales para personas mayores

20 Abril 2018

Una buena alimentación a medida que envejecemos, es fundamental para mantenernos con un buen estado físico y de salud. Es por eso, que entregaremos algunos consejos para que la nutrición sea más efectiva y acorde a las necesidades de los adultos mayores, quienes requieren especial cuidado para evitar deterioros en el organismo.


Recomendaciones nutricionales para personas mayores

Incrementar La Frecuencia De Las Comidas

Mantener disponible, productos fáciles de preparar, tales como frutas, leche, yogur, queso y galletas, pan de grano entero, cereal con leche y abundante sopa. Mantener a la vista los alimentos preferidos y comerlos en el momento acostumbrado aunque no tenga hambre. Si es necesario, poner una alarma que le recuerde comer. Formar una red de ayuda mutua para hacer una cooperativa de compra de alimentos con amigos y vecinos. Compartir las comidas cuando sea posible. La invitación a un amigo o pariente hace la comida más agradable.

Incrementar El Consumo De Calorías

Ir al dentista para problemas con los dientes, la boca, o la dentadura. Los cambios óseos propios de la edad afectan las dentaduras. No limitar el presupuesto de alimentos ni privarse de las comidas favoritas.

  1. Agregar queso a los sándwiches, ensaladas y guisados.
  2. Merendar con queso y galletas.
  3. Agregar leche líquida o en polvo a las sopas, estofado y cremas.
  4. Comer yogur con las comidas o como una merienda.
  5. Tomar postres ricos en calcio: helado, yogur helado, queso con fruta, natillas y pudines.

Aumentar El Consumo De Vegetales Y Frutas

Agregar vegetales a las sopas, No cocinar en exceso los vegetales y condimentarlos solo cuando son cocinados al vapor, ligeramente salteados o preferirlos crudos. Comprar frutas y vegetales frescos en temporada.

Comer Más Fibra

Tomar Más Líquidos

Acompañar cada comida con un vaso lleno de jugo, leche o agua.

Saborizar el agua con limón.

Tomar agua antes, durante y después de pasar un tiempo fuera de casa.

Siempre es importante asesorarse por un profesional de la salud antes de modificar la dieta, ya que cada persona es diferente y tiene diferentes requerimientos, considerando, además, la presencia de enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, entre otras.

Categoría: Noticias

Comentarios

Los campos indicados con (*) son obligatorios.
Contáctanos