Llámanos +56 229558446 Llámanos +56 232475238 Contacto  -   Cotiza Aquí

Todo lo que debes saber de la fascitis plantar y el espolón calcáneo.

26 Octubre 2018
Existen muchas causas potenciales de dolor en el área del talón, pero la gran mayoría de casos se deben a la irritación de la inserción de un tejido (fascia plantar), en el hueso del talón (calcáneo).

Todo lo que debes saber de la fascitis plantar y el espolón calcáneo.

Existen muchas causas potenciales de dolor en el área del talón, pero la gran mayoría de casos se deben a la irritación de la inserción de un tejido (fascia plantar), en el hueso del talón (calcáneo). Este tejido soporta el arco del pie y cuando su inserción se inflama, puede desarrollarse una condición crónica, dolorosa e invalidante. Este síndrome, denominado fascitis plantar, constituye una de las causas más frecuentes de dolor en el pie. La fascia plantar se despliega hacia delante para anclarse en la base de los dedos, su sobrecarga puede provocar desgarros en su inserción posterior con inflamación de los tejidos que la rodean incluyendo el hueso. Esto puede originar la aparición de un "espolón", que aparece en aproximadamente el 50% de los casos. El espolón es un fenómeno secundario y no el origen del dolor.

SÍNTOMAS

El síntoma primario de la fascitis plantar es el dolor localizado específicamente en el área de carga de peso del talón. Comúnmente es más severo durante los primeros pasos al levantarse de la cama, disminuye en cierta medida con la actividad por la distensión de la fascia, y reaparece de nuevo tras un periodo de descanso. Rara vez hay inflamación visible, enrojecimiento, u otros cambios aparentes en la piel. Es frecuente entre personas que practican deportes, individuos con sobrepeso, personas con arco elevado o pie plano, y a menudo son mujeres con pies largos y estrechos. A continuación le entregaremos algunos consejos para manejar esta condición.

TRATAMIENTO

Reposo: Utilice el dolor como guía. Disminuya su actividad o ejercicio. Hielo: El masaje con hielo, preferiblemente un par de veces al día o al menos una vez al final del día. Se puede llenar una pequeña botella de plástico con agua y congelarla. Hacer rodar el talón y el arco del pie sobre la botella durante unos 20 minutos proporciona masaje, estiramiento y frío.

Fisioterapia: El objetivo inicial de la terapia física es disminuir la inflamación y el dolor. Más tarde, se pueden potenciar los pequeños músculos del pie para que presten soporte a la fascia plantar debilitada.

Taloneras: Existe una gran variedad de almohadillas para el talón o taloneras, y generalmente son útiles. Órtesis (soportes del arco): Los soportes blandos, con una almohadilla en el talón son los más eficaces y baratos. Están especialmente indicados en individuos con pie plano o con pronación del antepié.

Calzado: Los calzados con tacón blando y amplio, y con suela relativamente rígida proporcionan la máxima comodidad y protección. El calzado deportivo es recomendable.

Tape kinésico: La aplicación de tape kinésico en toda la longitud de la fascia plantar puede ser muy eficaz, especialmente para el dolor agudo y la actividad deportiva. Al principio debe aplicarse a diario (estas aplicaciones deben ser realizadas por un Kinesiólogo).

Férulas nocturnas: Las férulas nocturnas mantienen el pie extendido a nivel del tobillo, y son un método eficaz de tratamiento.

Fármacos: Los analgésicos antiinflamatorios orales proporcionan alivio a muchos pacientes (siempre bajo prescripción médica). Las inyecciones de corticoides y anestésicos locales pueden ser eficaces en casos resistentes.

Cirugía: Rara vez está indicada. Sin embargo, tras 6 a 12 meses de tratamiento conservador, una liberación quirúrgica parcial de la fascia plantar puede estar indicada. La recuperación tras la intervención generalmente es lenta, a menudo no produce una curación completa, y tiene algunas complicaciones potenciales.

Ejercicios: Los ejercicios de estiramiento de la fascia plantar y del tendón de Aquiles y músculos de la pantorrilla son beneficiosos en la mayoría de los casos, y especialmente en gente con tendones de Aquiles tensos que parecen especialmente susceptibles a esta condición.

Es muy importante tener en cuenta que tanto la fascitis plantar y el espolón calcáneo deben ser diagnosticados y tratados por un profesional de la salud. Realizar una pesquisa es muy útil para la profilaxis y/o para poder asegurar un tratamiento eficaz. Cuídese y cuidemos a los que más queremos para vivir con más amor y más vida. “No sobreestimes lo que has recibido, ni envidies a otros, el que envidia no tiene paz”. Buda.- Alejandro Silva Contreras Kinesiólogo Ortopedias Más Vida.

 

 

No sobreestimes lo que has recibido, ni envidies a otros, el que envidia no tiene paz”.

 

Buda.-

 

Categoría: Noticias

Suscríbete a nuestro newsletter

Para conocer todas las novedades que tenemos para ti. ¡Te esperamos!

Ecommerce desarrollado por MitocondriaEcommerce desarrollado por Mitocondria